Una Cuaresma Universal

Ante la Crisis del Coronavirus, “tal vez nuestra primera tarea sea vivir esta circunstancia dándole un significado. Después de todo, el verdadero drama que la sociedad está experimentando actualmente no es tanto o sólo la pandemia, sino sus consecuencias en nuestra existencia diaria”.

“El mundo se ha detenido. Las actividades, la economía, la vida política, los viajes, el entretenimiento, el deporte se han detenido, como para una Cuaresma universal”.

Mauro-Giuseppe Lepori, abad general de la Orden Cisterciense.

Recemos a María con la oración que el obispo D. Marcelino Olaechea le regaló en su día al pueblo valenciano…

Ampáranos, Señora y Madre nuestra.
Ampara a nuestras familias, a nuestros pueblos,
a nuestro mundo actual.
Aleja guerras y discordias.
Une los corazones divididos
con la alegría de sentirse junto a Tí, hijos tuyos.
Da, a los que tienen y pueden, ojos de misericordia y corazón abierto.
Da a todos pan, abrigo y amoroso hogar.
Da salud a los enfermos, paciencia en el dolor a los que sufren,
consuelo a los tristes, ilusión a quienes la ha perdido.
Aparta de las mentes el error y de los corazones la debilidad.
Mueve a los pecadores a volver en sí y a los justos a virtud más alta.
Haz que vivamos cantándote y que vayamos,
con tu nombre en los labios,
a contemplarte en la Gloria junto a tu Hijo Jesucristo,
que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina,
Dios por los siglos de los siglos.
Amén.

Que tengáis un buen día.

#ColegiosDiocesanos #tueresmihijoamado #QuédateEnCasa #EsteVirusLoParamosUnidos