¿Te aburres?

#quédateencasa, sí, pero podemos caer en el aburrimiento… ¡Cuidado! Caer en el aburrimiento prolongado nos provoca malestar y nos puede generar ansiedad y aislamiento, e incluso depresión. 

Y, sin embargo, la verdad es que no estamos en una celda de aislamiento, sino afrontando un nuevo reto. Que el aburrimiento sea una experiencia negativa o positiva dependerá en buena medida de nuestra actitud. 

¿Cómo podemos aprovechar este tiempo de un modo positivo? 

1. Estimula tu creatividad. Piensa, divaga, desarrolla la imaginación y explora por ti mismo nuevas posibilidades para ocupar tu tiempo. 

2. Haz cosas nuevas. Aprovecha para leer un libro o hacer aquello para lo que nunca tenías tiempo, descubrir nueva música, probar nuevas aficiones… 

3. Dedica tiempo a los demás. No descuides tus amistades y potencia otras nuevas. Aprovecha para hacer algo por alguien y aprende a sentirte satisfecho por ello. 

4. Descansa. Recupera las energías gastadas por estar siempre en movimiento, pero no te acostumbres, ya que el estrés, las presiones y las obligaciones en su justa medida nos hacen sentirnos activos, animados y satisfechos. 

5. Conócete mejor. Organízate, reflexiona sobre las expectativas que tienes y qué quieres hacer; toma decisiones sobre tu vida

6. Combate adicciones. La tecnología y otras adicciones no son una solución al aburrimiento ya que no dan un verdadero sentido a lo que haces y generan ansiedad por la necesidad de “engancharte”, depresión y fatiga. Busca distanciarte de aquello que “mata” tu tiempo y tendrás una vida mucho más satisfactoria. 

...