Jueves Santo

Jesús, en esta noche santa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió y, se lo dio a sus discípulos, diciendo:

«Tomad y comed todos de él, porque este es mi cuerpo, que será entregado por vosotros».

El sacerdote perpetúa en cada Misa esta primera Eucaristía que hace presente la entrega de Cristo por su Iglesia. También el sacerdote, como el Maestro, hace entrega de sí mismo a los demás y lo expresa en esta liturgia mediante el signo del Lavatorio de los Pies.

«Pues si yo, el Señor y el Maestro, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros. Porque os he dado ejemplo, para que como yo os he hecho, también lo hagáis vosotros».

Feliz Jueves Santo en la Cena del Señor.

#ColegiosDiocesanos #tueresmihijoamado #QuédateEnCasa #EsteVirusLoParamos