Hijos amados de Dios

En este momento especial necesitamos que se nos ayude a vivir este tiempo como lo que somos – Hijos de Dios – sabiéndonos acompañados y con la mirada limpia para vislumbrar los frutos que esta difícil situación puede dar para nuestra vida y la de los demás, si estamos atentos y no nos dejamos llevar por la desesperanza o lo superficial. Con estas letras pretendemos acompañar desde nuestra interioridad a nuestro SER.

Por su interés os adjuntamos la reflexión sobre este tema que nos transmiten desde la Fundación de Colegios Diocesanos:

Documento